Cuando hablamos de la protección solar, existe un término usado actualmente para referirse a está práctica y es la fotoprotección,  que consiste en las medidas que debemos realizar para  reducir la exposición al sol y a prevenir el daño a corto y largo plazo.

 Seguramente, has escuchado el término radiación ultravioleta en distintos escenarios, Ej. cuando compras unas gafas de sol, cuando vas a la playa, en los comerciales de televisión, en las tiendas de productos del cuidado de la piel… Sin embargo, qué tanto sabes acerca de esta radiación ultravioleta o rayos UV. Los rayos UV son una pequeña parte de lo que se conoce como el espectro electromagnético en el cual están incluidos los rayos gamma, rayos X, la radiación infrarroja, la luz visible, las microondas y la ondas de radio. Van a escuchar mucho acerca del término longitud de onda , y es una de las formas en las que se miden estas ondas de luz. Dentro del espectro de la luz UV hay 3 subtipos de esta: 

1. Rayos UVA (315-400 nm)  : Tienen una longitud de onda larga, lo cual les confiere la capacidad de poder atravesar las capas más superficiales de la piel y llegar a localizaciones mas profundas. 

Su efecto en la piel es la generación de radicales libres, que dañan el material genético de nuestras células y sus membranas celulares, a su vez, causan en la piel enrojecimiento,  en menor medida que los UVB, pero su principal acción es la estimulación de pigmentaciones, están son inmediatas y persistentes, las primeras se  producen tras pocos minutos a la exposición de los rayos UVA y a la luz visible  (LV: 400-780 nm) pueden durar hasta 2 horas; las persistentes aparecen secuencialmente, al alcanzar el pico de las 2 horas  hasta 24 horas. La UVA juega un rol importante  en el fotoenvejecimiento, la fotocarcinogénesis (cáncer de piel), las reacciones fototóxicas y fotoalérgicas. 

2. Rayos UVB (280-315 nm): Su longitud de onda es media, por lo cual, se absorben principalmente en la capa superficial de la piel. Gracias a la capa de ozono, la cantidad que logra alcanzar nuestra superficie terrestre es del 5%-10%. Su efecto en la piel, es el enrojecimiento,  las quemaduras solares, el bronceado retardado ( ocurre entre 3 a 5 días posterior a la exposición solar y puede permanecer por semanas e incluso meses), la síntesis de vitamina D3, la inmunosupresión  y la carcinogénesis (cáncer de piel). 

 3. Rayos UVC ( 100-280 nm) Esta longitud de onda es la mas corta de los tres subtipos. Por el efecto atmósferico, no logran alcanzar nuestra superficie terrestre.

Teniendo presente el efecto de la radiación UV , las herramientas para poder proteger tu piel de los rayos UV, se convierten en tus  aliadas para prevenir los efectos dañinos en tu proceso de cuidado facial y corporal. 

 


0 Comentarios

Deja un comentario

es_COSpanish
en_USEnglish es_COSpanish